Una contraseña segura es su primera línea de defensa contra el acceso no autorizado a sus cuentas en línea. Cuanto más segura sea su contraseña, más protegida estará su computadora de piratas informáticos y software malintencionado.

Una contraseña segura:

  • No debe ser igual a su número de cuenta ni nombre de usuario.
  • Debe tener al menos 8 caracteres.
  • Debe contener al menos 1 número.
  • No incluye ninguna palabra completa.
  • Es significativamente diferente de las contraseñas anteriores.
  • Debe contener solo letras, números y caracteres especiales, como `, !, @, #, $, %, ^, &, ?, ”, +, =.

Una contraseña podría cumplir con todos los criterios y seguir siendo una contraseña poco segura. Por ejemplo, "Hello2U!" cumple con todos los criterios para crear una contraseña, pero sigue siendo poco segura porque contiene una palabra completa. "H3ll02U!" es una alternativa más segura porque reemplaza con números algunas de las letras en la palabra completa.

Consejos para crear una contraseña:

  • Diversifique sus contraseñas y cámbielas. No utilice la misma contraseña en varios sitios web. La frecuencia con la que debería cambiar su contraseña depende de sus hábitos informáticos y de cómo navega por la web. Decida la frecuencia adecuada para un sitio web en particular en función de su confidencialidad e importancia. La mayoría de los expertos informáticos y los profesionales de seguridad en línea recomiendan cambiar sus contraseñas y la información de inicio de sesión de cuenta al menos una vez cada tres a seis meses.
  • Cree un acrónimo a partir de información fácil de recordar. Por ejemplo, elija una frase que sea significativa para usted, como "El cumpleaños de mi hija es el 29 de enero de 2013". Con esa frase como guía, podría usar "Ecdmhee29ded13" para su contraseña.
  • Sustituya las letras o palabras en una frase fácil de recordar con números, símbolos y errores ortográficos.
  • Relacione su contraseña con un pasatiempo o deporte favorito.
  • Si cree que debe escribir su contraseña para recordarla, asegúrese de no identificarla como tal, y guárdela en un lugar seguro.
  • Utilice un administrador de contraseñas en línea. Los mejores administradores incluyen generadores de contraseñas que crean opciones seguras y únicas.

 Otros consejos para la seguridad en línea:

  • Revise sus informes de crédito al menos una vez al año. El objetivo es verificar si hay discrepancias, inconsistencias e imprecisiones que puedan sugerir el robo de identidad.
  • Tenga cuidado con los correos electrónicos que requieren que haga clic en un enlace para actualizar una contraseña o confirmar material confidencial. La mejor regla a seguir es, independientemente del aspecto real de un correo electrónico, nunca hacer clic en dichos enlaces. Comuníquese directamente con el servicio de atención al cliente o con el departamento de fraude del supuesto remitente para verificar la legitimidad del correo electrónico. No utilice los números de teléfono proporcionados en el correo electrónico sospechoso. Siempre use la información de contacto que se proporciona en su estado de cuenta mensual o que figura en el sitio web de la compañía.

Destruya los documentos confidenciales. A menudo, instituciones financieras u organizaciones comunitarias ofrecen servicios o eventos de destrucción de documentos, como el evento anual "Shred-A-Thon" de Redwood Credit Union. Lea nuestro artículo sobre pautas de conservación y recomendaciones para la eliminación de documentación